La limpieza de alfombras es un negocio difícil de poner en marcha y de ganar tracción. Necesitará un equipo de calidad y un buen marketing para distinguirse de la competencia, y las horas de trabajo pueden ser largas, sobre todo en los dos primeros años, mientras se establece.

Por el camino, tendrá que gestionar y ampliar su negocio a medida que vaya añadiendo personal y equipos, y tomar decisiones sobre la posible integración vertical de servicios adicionales que sus clientes quieran comprar.

Basándose en la experiencia de quienes han tenido éxito, aquí hay 4 consejos de Shop Smart para iniciar un negocio de limpieza de alfombras.

1. Dar los primeros pasos de forma inteligente

No es tan sencillo como conducir con una aspiradora en el maletero. Ponte en contacto con alguien que tenga un negocio de limpieza de alfombras en tu zona y pídele que te acompañe un día para hacerte una idea.

También puedes estudiar la posibilidad de certificarte a través del IICRC, o inscribirte en la academia TMF, donde puedes obtener todo tipo de información, desde cursos básicos hasta ofertas en equipos y productos químicos, y apoyo para el marketing.

Ahorra dinero

Todo negocio necesita un capital inicial, y la limpieza de alfombras no es diferente. Necesitará dinero para el equipo, la gasolina, los productos químicos y el marketing, como mínimo. Calcule lo que necesita para vivir, y trate de tener 90 días de gastos en reserva para darle tiempo a establecer un flujo de caja regular.

2. Adquirir el equipo esencial

Hay equipos de todos los niveles de precio. Puede empezar con equipos de gama baja para ayudar a gestionar el riesgo desde el principio, pero tenga en cuenta que esto limitará los tipos de trabajos que puede realizar, así como la calidad del trabajo que puede entregar.

3. Conseguir los primeros clientes

En los primeros días, tiene que ser una empresa de marketing que sea buena en la limpieza de alfombras. Recuerde que la limpieza de alfombras no es un servicio “cotidiano”.

La mayoría de la gente sólo lleva a limpiar sus alfombras una o dos veces al año. Así que, si quiere salir adelante en el mercado residencial, tendrá que crear una buena cartera de negocios repetidos para ganar el dinero que desea.

Esto nos lleva a un gran punto: cada mercado tiene un nicho en el que alguien no quiere trabajar. Encuentre ese nicho en su región y reclámelo.

Los folletos, el boca a boca y la publicidad tradicional pueden ser eficaces, pero los métodos digitales, como Facebook y Google, son probablemente los que mejor aprovechan el dinero de la comercialización una vez que se han puesto en marcha.

Una vez que hayas conseguido algo de tracción y estés pensando en cómo hacer crecer tu negocio, hay cuatro estrategias básicas que debes tener en cuenta:

  • Vender productos de apoyo, como un desinfectante de manchas de mascotas, a sus clientes;
  • Añadir más servicios, como la limpieza de cristales o el cuidado del césped;
  • Cubrir una zona geográfica más amplia; y/o
  • Incentivar a su base de clientes para que los recomiende.

Muchos limpiadores de alfombras buscarán asociarse con servicios tradicionales de limpieza de casas, o con agentes inmobiliarios con casas que mostrar, como medio para descubrir y cerrar más oportunidades de trabajo.

4. Gestión de la rentabilidad

Como en todo negocio, necesitas un sistema fiable y con capacidad de seguimiento para presupuestar y facturar, gestionar los trabajos, asignar la mano de obra y los materiales, cobrar los pagos y pagar los impuestos, etc. También hay que establecer una forma fácil y eficaz de comunicarse con los clientes y animarles a compartir su satisfacción con sus compañeros.

Una vez que se haya configurado con el equipo adecuado y tenga una cartera de negocios fiable, puede esperar unos márgenes de beneficio bastante justos.