Si alguna vez te haz preguntado: mi jefe desconfía de mi que hago, deberíamos saber que aunque alcanzar el éxito no viene sin fallar de vez en cuando, son aquellos que se elevan por encima de sus errores los que lo superan. Si has fracasado en un proyecto en el trabajo y tu jefe no puede superarlo, aquí te daremos algunos consejos para que restaures tu imagen y credibilidad.

Existen cuatro estrategias para Cómo recuperar la confianza de tu jefe:

Admite tus errores

Parte de la reconstrucción de la confianza es dejar ir cualquier excusa de por qué hiciste lo que hiciste para destruir la confianza. Viniendo a confesarte con tu jefe y diciéndole: “Cometí un error. Si tuviera que hacer esto de nuevo, quiero que sepas que no repetiría mis acciones que han hecho que pierdas la confianza en mí. Tienes mi compromiso de que manejaré esto de manera diferente, y te diré la verdad en cada paso del camino”.

Haz lo que dices que vas a hacer

Para construir la confianza, necesitas hacer lo que dices que vas a hacer, cuando dices que vas a hacerlo, mucho después de que el sentimiento o el deseo de hacerlo te haya dejado. Si le dices a alguien que vas a hacer algo, programalo en tu calendario para que te recuerden que lo hagas. No hay ninguna buena excusa para no hacer lo que prometes a los demás que harás.

Diga siempre la verdad

Es tan fácil y obvio de decir, pero es mucho más difícil de hacer a diario. ¿Por qué? La razón por la que es difícil ganar puntos por la confianza al decir la verdad es porque la única vez que ganas puntos por decir la verdad es cuando te cuesta algo hacerlo. Cuando un empleado se acerca a ti y te pregunta: “¿Tienes un problema con mi rendimiento?” lo fácil de decir si no te gusta el conflicto es: “Estoy bien con tu rendimiento”.

Lo difícil pero veraz es decir: “Daniel, es una gran pregunta y me alegra que te hayas tomado el tiempo para preguntarme. Tengo varios problemas con tu desempeño y quiero ver si tú también ves estos problemas como un problema”. Puede que a Daniel no le guste yo o esta discusión sobre el rendimiento.

Aunque puede que no le guste a Daniel, lo más probable es que ahora confíe en que cuando me haga una pregunta, le daré una respuesta honesta. Comunicar honestamente las malas noticias, y compartir una visión y un camino hacia el éxito, es una de las formas más rápidas de reconstruir la confianza.

Sea transparente

La gente encuentra más fácil confiar en ti cuando eres transparente. Cuando tienes la capacidad de decir, “No sé la respuesta”, o, “Podría estar equivocado”, o, “Cometí un error y me alegro de que me hayas cubierto”, la gente sabe que eres humano. La gente que tiene una gran necesidad de defender lo que hizo mal en lugar de admitir su error no es de confianza.

Ayudar a otros

Los líderes que se esfuerzan por ayudar y apoyar a otros para que tengan éxito demuestran que están más interesados en el éxito de los demás que en el suyo propio. Cuando la gente siente que su líder realmente se preocupa y apoya su éxito, se esforzarán al máximo para asegurar que su líder tenga éxito.

Escuche atentamente

Escuchar a su jefe, los informes directos, los compañeros y los clientes, y luego actuar en base a sus comentarios, es una de las formas más rápidas y más accionables de reconstruir la confianza. Comunica a la gente que valoras su opinión y que estás dispuesto a actuar según sus consejos.

Aclare sus intenciones

También es posible que su supervisor haya malinterpretado sus motivos, así que aclárelos. Dibuja una línea entre tus errores pasados y tu nueva situación. A veces, una disculpa puede ser una buena manera de trazar esta línea y dejar claro que tus motivos están alineados con los de ella. Además, haga lo posible para eliminar cualquier duda que su supervisor pueda tener sobre las circunstancias atenuantes que ha descrito. Explique cómo las ha resuelto o estabilizado para que no socaven su trabajo en el futuro.

Tome la iniciativa

Actúe como si su supervisor le proporcionara un entrenamiento útil, y conviértase en el estudiante ansioso que se esfuerza por alcanzar la perfección. Cuando busque errores en su trabajo, dígase a sí mismo que está tratando de ayudar y haga un esfuerzo por aprender de ella. Aprovecha estos momentos para preguntarle sobre sus prioridades y para ofrecerle tu ayuda. Usa este período para perfeccionar tu oficio y convertirte en el mejor en tu trabajo.

La confianza viene del sacrificio

Aquí está la parte difícil. Cumplir con los requisitos de tu trabajo no será suficiente para crear la confianza que quieres de tu supervisor. La confianza personal viene de ir “más allá” de lo que se requiere, desde hacer un sacrificio personal hasta mostrar su apoyo a los objetivos de su jefe.

A menudo, este sacrificio es de tiempo, esfuerzo u otras prioridades. Para usted, puede significar ofrecerse como voluntario para hacer un trabajo que a nadie le gusta hacer, pasar tiempo extra en una tarea que necesita hacerse, o ponerse al día en una habilidad que es difícil de dominar. Trabajar para crear una reputación de hacer más de lo que se requiere.